Una mañana en el bar

Siempre tenía el mismo ritual. Primero se detenía en el quai Saint Michel para explorar con minuciosidad el contenido de las cajas verdes. Detrás de las postales del Titi Parisien, se amontonaban pilas de libros desordenadas. Cuando el buquinista estaba entretenido con otro cliente, aprovechaba para disponerlos en orden. La simetría debía ser perfecta. Un... Leer más →

El misterio del baúl del monje

Una noche de verano de 1998, Piedad llegó a El baúl del monje, situado en el número 10 de la calle Marqués de Monasterio, junto al resto de componentes del grupo Hepta. La vivienda, convertida en almoneda, hospedaba objetos antiguos que se amontonaban de forma caótica por todas las estancias. Iba armada con una simple... Leer más →

La mudanza de los condenados

Estaba sentada en la escalera del edificio, con la cabeza apoyada en las manos, repitiéndose, una y otra vez, que no se derrumbaría, que debía resistir como fuera por su familia. Pero ¿cómo? Levantó la cabeza buscando una respuesta en la oscuridad. Entonces, oyó unos pasos. Hubiera querido levantarse y salir corriendo. Hubiera querido estar... Leer más →

La bufanda de Julián

Como cada tarde, Julián volvió a casa a las cinco y subió las cuatro plantas a toda velocidad. Dejó las zapatillas agujereadas encima del felpudo, se sacudió la nieve y entró gritando que ya había llegado.  —¡Julián, te he dicho mil veces que no grites de esa manera! —dijo Dora, sentada delante de la chimenea... Leer más →

Juan Amelín

Juan Baquero, más conocido como Juan Amelín, iba todas las tardes hasta el camino abandonado, junto a la frontera, para invocar la lluvia con su flauta. Tocaba melodías antiguas, que ni juzgaban ni preguntaban. Algunos campesinos afirmaban que, en su juventud, había sido un destacado revolucionario; otros, que había dejado un amor imposible en las... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora